Publicado el

La Escoba

 

 

No nos hizo falta nacer en los 50.

Tan solo convivimos con su música. No.

No nos hicieron falta crestas, ni pelucas raídas,

ni pendientes largos, ni ver desvariar “Movidas”,

todas patrocinadas por don dinero y su fulana

la mentira. el eco de su rebeldía hoy fluye

entre trajes de Dolce & Gabbana.

Son ya restos de mentes embotadas

por las borracheras… ¡Viejas glorias engreídas!

Un tal Ramón, (y no es García) agricultor,

de mierdas de poyos y gallinas…

rey en realidad del asco, cobrador de cobardía…

 

No nos hizo falta ver volar a Carrero

para saber que media España respiró tranquila.

Ni bajar al primer guiri de un avión,

ni ver a Ibiza mentirse en su propio sueño

de paz y de alegría, mientras Franco,

apaleaba estudiantes, y reprimía

al minero asturiano y al trabajador con ira.

Somos todos hijos de padres que corrieron

detrás de grises, somos todos hermanos

de disidentes apaleados, somos todos

el último aliento del preso ajusticiado

al tensarse la soga del garrote vil

que a tantos españoles sesgó su vida

mientras eran por el silencio torturados…

 

Mi mente galopa al costado

de un guerrillero, de la España

que al monte se echó sin rendirse.

Mis ojos se los debo a un partisano

que con la fuerza de la libertad

le escupió en el orgullo a Hitler,

y mi tristeza es de un republicano

asesinado, ¡en nuestra mente aún vive!

 

No nos hizo falta ver al Rey coronarse

ni casarse, con una tal griega, altanera

de un club que quiere dominar el mundo.

Ea, una pieza mas en su habitación de trofeos

donde hay leones, elefantes y tigresas,

de esas nocturnas y lujuriosas, caras,

mas otras tantas y tantas presas…

 

No nos hacen falta fusiles sino escobas,

para barrer bien dentro de la casa

y destapar mitos, algunos tan altos como coronas.

No nos hace falta oro, sino muchas amapolas,

para hermanarlas con las pocas margaritas

que crecen en las aceras de las ciudades

 y desterrar unidos del corazón lo que nos sobra….

 

 

 

Ort

Acerca de orteguilla

Poeta, o lo sueña. Humanista, agarrado a un mastil de conocimiento como un naúfrago en un océano sin fin. Y músico, que mientras lo goza, lo intenta... Me gusta emborracharme de letras, pensar mientras la cerveza corre y Mozart suena, y cuando sale la Luna llena, huir por ser la presa, pero me atrapa y me devora, me sube a las estrellas y deja mis zapatos en la tierra. Al escribir, soy un poquito más libre, como una flor morada de cardo, que colina abajo rueda...

Una respuesta a “La Escoba

  1. osito ⋅

    Es un grito de un corazón deseperado
    De la mente fatigada de tantos golpes
    Por una sociedad capitalista ingnorante
    K aoga a un pueblo k muere en la triteza
    Por unos sucios seres k hacen y desacen
    K nos roban y matan lentamente
    Con su constitución falsa y su democracia barata
    Pueblo unido k lucha por su pan
    Por su vida y libertad a base de trabajar
    Mientra en sus despachos se venden vidas
    Y se compra liberada la astilla de la paz
    K un día un general nos arrebató y su
    Sucia basura nos makilla sin pudor
    Muerte al dia grissss viva es atardeces
    Morado como lirios de liberta en la plaza
    Del pueblo umilde k sueña con vivir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s