Publicado el

A un grito de distancia


 

 

 

War, children, it’s just a shot away

It’s just a shot away

Gimme Shelter/ Rolling Stones

 

 

 

A un grito está,

a un llanto casi apagado de distancia,

de niño desmenuzado

en las dunas de la tierra yerma,

con su terrible barriguita hambrienta

y como el alma de los hombres

espantosa y sin piedad, desierta;

viene con su pavoroso alarido

la serpiente larga de la guerra.

 

A un disparo de distancia está

la atroz y sanguinaria reyerta

por el agua los campos , la tierra.

Y todo lo que en nombre

de la libertad encierran,

en la noche sin luna

lo entierran.

 

Es pecado matar a la madre

y envenenar al hombre

y a los ríos y resarcir las bestias

entregando la sangre inocente

al desarrollo de la maquinaria

del oro, ¡despiadada, violenta!

 

Mientras,

Oceánicos terratenientes,

se divierten contemplando

que sobre su mano bailando,

un mundo corre, otro sirve

y otro muere en soledad llorando

sobre la mano grande

del banquero del cacique

y el millonario, desierta,

desierta de pueblos, de hombres,

de culturas de mares, de selvas,

de libertad y de tristeza, de paz,

de verdad, de infinitas veredas

que den al pueblo por que vivir

por qué morir, por que luchar, mientras

late su corazón entre las tinieblas

 

Y en su mano fría,

desterradas sombras vigilan,

a las gentes a palos molidas

cerrando la trampa de ratones,

y llevándose la luz, de esta ciudad

sumergida, de negro humo

y sucias alcantarillas

 

¡Donde quedaron las nubes!

a donde se fueron los cielos

donde esta la luna, en que cárcel

cumple condena el corazón…

quienes son los monstruos

que sueñan la razón para esconderla,

y robársela al amor…

 

 

Ort.

Acerca de orteguilla

Poeta, o lo sueña. Humanista, agarrado a un mastil de conocimiento como un naúfrago en un océano sin fin. Y músico, que mientras lo goza, lo intenta... Me gusta emborracharme de letras, pensar mientras la cerveza corre y Mozart suena, y cuando sale la Luna llena, huir por ser la presa, pero me atrapa y me devora, me sube a las estrellas y deja mis zapatos en la tierra. Al escribir, soy un poquito más libre, como una flor morada de cardo, que colina abajo rueda...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s