Publicado el

No la nombres

 

 

Ya se dicen y se sienten.

en su gremio me entrometí,

y sin formar parte

del lujoso elenco de las letras

puedo decir que he visto y vi

la verdadera belleza

de aquellas palabras nuestras

que se ganaron la libertad

del abecedario.

Que huyendo del diccionario,

en la lengua

en la que hablan las estrellas

carmesí, lagrima a lagrima,

una

a una

las acogí,

las limpié, las vestí,

todas las que encontré.

Que con ellas huérfano lloré,

y llorando con ellas, crecí.

 

 

Ort

 

Acerca de orteguilla

Poeta, o lo sueña. Humanista, agarrado a un mastil de conocimiento como un naúfrago en un océano sin fin. Y músico, que mientras lo goza, lo intenta... Me gusta emborracharme de letras, pensar mientras la cerveza corre y Mozart suena, y cuando sale la Luna llena, huir por ser la presa, pero me atrapa y me devora, me sube a las estrellas y deja mis zapatos en la tierra. Al escribir, soy un poquito más libre, como una flor morada de cardo, que colina abajo rueda...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s