Publicado el

A la vera de los rascacielos

 

 

 

 

A la vera de los rascacielos

de la eternidad

me voy con mi septiembre

de la rama al suelo

a esperar al viento,

a esperar…

 

al helado aliento del frío

a la mano dorada

del otoño que despierta

cuando las aves se van.

al mundo que gira sin cesar,

sin cesar…

 

y se va hacia otro sitio

la luz a iluminar, y se nos va…

el cielo cambia las nubes,

por las estrellas

 

Crecen las horas

de oscuridad

sobre mi septiembre

y las alas de mis velas…

 

que ya vuelan

y se van.

 

Acerca de orteguilla

Poeta, o lo sueña. Humanista, agarrado a un mastil de conocimiento como un naúfrago en un océano sin fin. Y músico, que mientras lo goza, lo intenta... Me gusta emborracharme de letras, pensar mientras la cerveza corre y Mozart suena, y cuando sale la Luna llena, huir por ser la presa, pero me atrapa y me devora, me sube a las estrellas y deja mis zapatos en la tierra. Al escribir, soy un poquito más libre, como una flor morada de cardo, que colina abajo rueda...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s